viernes, 4 de enero de 2013

La estrella de Belén por Germán Puerta


por Germán Puerta gpuerta@astropuerta.com.co

“Después de nacer Jesús en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes, unos sabios llegaron de oriente a Jerusalén, preguntando. ¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en Oriente y venimos a adorarlo. .....Después de oir al rey, se fueron; y la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que vino a pararse encima del lugar donde estaba el niño.”


Evangelio según San Mateo 2,10


Una de las estrellas más famosas es el astro bíblico que se cree señaló a los reyes magos la ruta hacia Belén. Lo que el texto no especifica es cuantos hombres sabios - o magos- habían llegado. Tampoco ofrece muchos detalles detalle sobre el supuesto fenómeno celeste. Si este episodio efectivamente sucedió ¿En realidad qué fue lo que los “sabios” vieron en el cielo? ¿Cuál es la verdadera identidad de la Estrella de Belén?

Durante siglos el asunto ha sido debatido por teólogos, filósofos y astrónomos, y al parecer estos últimos tienen las mejores pistas luego de la investigación sobre los posibles eventos celestes que habrían ocurrido en aquellos tiempos. Uno de los problemas es que los fenómenos celestes son comunes, como los eclipses, los cometas, los meteoritos o las conjunciones de astros, especialmente en lugares en los que no existía contaminación lumínica.


Además, no hay certeza sobre la verdadera fecha del nacimiento de Jesús; los expertos confirmaban el suceso en fechas que van desde el año 8 a.C. hasta el año 1 d.C. Mediante el minucioso análisis de la evidencia histórica disponible, ahora se asegura que la fecha más probable está entre los años 3 y 2 a.C.


En cuanto a los fenómenos celestes candidatos para explicar la Estrella de Belén se destaca en primer lugar el tránsito de algún brillante cometa. Johannes Kepler, el célebre astrónomo alemán, aseguraba que la Estrella de Belén fue un cometa, pues observó uno en el año 1607, aseguró que venían de muy lejos y afirmó que probablemente había tantos como peces en los océanos. Entre los cometas conocidos sin duda el gran Cometa Halley es uno a tener en cuenta pues debió observarse en el año 12 a.C., pero es una fecha muy temprana para considerase seriamente como Estrella de Belén. Tampoco hay registro de otros cometas brillantes en años posteriores, así que hay que buscar otro fenómeno.


Un nuevo candidato a Estrella de Belén apareció cuando se mencionó que astrónomos chinos registraron la explosión de una estrella nova, o tal vez una supernova, entre los años 5 y 4 a.C. entre las estrellas Alfa y Beta Capricornus. Este es un evento producido por una estrella en explosión que incrementa su luminosidad en grado tal que puede aparecer a los observadores como una nueva estrella en el cielo. El problema es que estas explosiones dejan un remanente de materia que ahora no se encuentra en la zona del cielo señalada, así que habría que descartar esta idea.

Con el desarrollo de la astronomía por computador se puede proyectar hacia el pasado o hacia el futuro la posición de los astros en cualquier momento y lugar, y así se han encontrado nuevos eventos celestes candidatos a Estrella de Belén: las conjunciones planetarias. Poir ejemplo, en el año 6 a.C. la triple conjunción de los planetas Marte, Júpiter y Saturno en vecindades de la estrella Al Risha en la constelación de Pisces. Interesante a la vista pero los astros no se acercaron tanto como parecer un solo cuerpo celeste, y además muy temprana para el nacimiento de Jesús.


De esta forma se encontró, con gran exactitud, que el 12 de Agosto del año 2 a.C., precisamente los planetas más brillantes, Venus y Júpiter, emergieron en ese momento en el amanecer sobre el horizonte, en una conjunción tan próxima que parecían tocarse ya que posiblemente el ojo humano no podía separarlos. Sin duda una visión impresionante y supremamente rara que coincide con las fechas más certeras del nacimiento de Jesús. Además el fenómeno se presentó en la constelación Leo, el León, símbolo de realeza y poder, lo que para estos astrólogos debió significar el nacimiento de un nuevo rey.

 

Dos puntos más a favor de esta conjunción. Se presenta sobre los cielos de Oriente “Porque hemos visto su estrella en Oriente”. Pero los “sabios” afirman que  “la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos”, pero Belén está al Occidente de Arabia de donde ellos provenían. Así que si el fenómeno se presenta en el Oriente, ¿cómo se traslada al Occidente? Pues en las conjunciones de Venus y Júpiter, mientras Venus permanece junto al Sol, en este caso en Oriente, Júpiter se separa y a lo largo de los siguientes meses se eleva sobre los cielos, cruza el cenit en la fase de oposición y se desplaza hacia el Occidente cuando los sabios emprenden su camino siguiendo a este brillante planeta. Así que la conjunción de Venus y Júpiter del 12 de Agosto del año 2 a.C. es mi evento candidato para Estrella de Belén.


Germán Puerta
Bogotá, Enero de 2013
Con la tecnología de Blogger.
 

AstroEduca Blog Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger